Páginas vistas en total

lunes, 4 de noviembre de 2013

Montseny-Mataro 2013


Sábado 19 de Octubre. Nueva fecha en mi calendario, nuevo reto. 66 km por delante, con un desnivel acumulado de 4.088 metros. Después de las grandes sensaciones experimentadas en la Matagalls Montserrat, quería intentar bajar de las 13 horas. Las últimas semanas de duro entrenamiento y de dieta me habían permitido perder 4 kilos y plantarme en la cursa con 77 kilos y grandes sensaciones.


A las 05.00 de la mañana habíamos quedado para dirigirnos a Santa Maria de Palautordera.  Allí un autocar de la organización me llevaría hasta la salida en el Montseny. A las 07.00 estaba programada el inicio de la caminata.




La caminata la afronto con varios compañeros de fatigas. En esta edición me acompañan Nacho, Albert, Jordi, Laura , Rubén y David. Los dos primeros van con la idea de ir tranquilos y disfrutando de la caminata. El resto tenemos la idea de meter un poco mas de caña al asunto.

La primera hora y media se hace todavía de noche. Frontal obligatorio y el riesgo de al haber poca luz sufrir una caída.

Llegamos al primer control situado en el km 9 (Fontmartina) justo en el momento en que empieza a hacerse de día. Hemos pasado la primera subida sin grandes problemas. En este momento Jordi y yo nos hemos adelantado a todo el grupo. Me siento muy fuerte y con muchas ganas de hacer una buena marca. En el primer avituallamiento un cola-cao calentito, un donut, un trozo de chocolate y unas galletas nos dan las fuerzas para encarar el segundo punto de control ubicado en el km 19.

primer avituallamiento
Del km 9 al 19 es un recorrido relativamente cómodo. El único problema es que Jordi y yo nos perdemos y por culpa de esto hacemos unos cuantos kilómetros de mas. Llegamos al segundo control y allí nos encontramos con Rubén, Laura y David.





Los siguientes kilómetros los hacemos todos juntos. Empiezo a notar como van el resto de los compañeros. Las sensaciones me hacen pensar que esta cursa la haré solo.

Empieza la bajada y de forma mas o menos cómoda nos plantamos en Sant Celoni (km 26). El ritmo que llevo es muy bueno. Si sigo de esa forma podré bajar de las 13 horas de forma cómoda.

Ahora toca la parte mas dura. Hay que llegar al control 4 ubicado en St. Martí de Montnegre. Pasamos de 100 metros de altura a 700. La subida esta divida en dos tramos. El primer tramo se hace relativamente cómodo. Una vez afrontada esta subida, hay una bajada de cerca de un kilómetro para volver a subir. Este tramo se me hace duro. Me encuentro solo. El resto de los compañeros van por detrás.

Montseny

Una vez llegado al control de St. Martí de Montnegre toca bajar hasta el control 5 situado en el kilómetro 45. Se trata de Vallgorguina. Una butifarra me ayuda a recuperar fuerzas para afrontar los últimos 20 kilómetros con la subida al Corredor.

Vallgorguina

La tan esperada butifarra

Hace mucha calor y humedad. La subida se hace dura, pero mentalmente se que es el último esfuerzo. Una vez coronado el Corredor me quedarán por delante unos 13 km de un terreno mucho mas suave. Llego al Corredor y sigo viendo que puedo hacer una buena marca.

una de las duras subidas

El siguiente punto de control, el 7, esta ubicado en St. Marti de Mata. Terreno muy cómodo con tendencia a bajar.Aprovecho para ir todo el rato corriendo y así descargar piernas. De forma cómoda nos plantamos en el control de Carretera de Mata situado en el kilómetro 63.


Ya se puede ver el mar.
imagen de Mataró

Las vistas son preciosas y todavía es de día. veo que puedo intentar bajar de 11 horas. Apreto los dientes y sigo bajando trotando. Último kilómetro y ya estamos en Mataró. Una gran bajada nos conduce dirección al mar. Giramos a la derecha y llego a meta. Miro el reloj.... 10 horas y 50 minutos. Objetivo cumplido y feliz.

Ahora a pensar en el nuevo reto...Behobia. El domingo 10 de noviembre trataré de bajar de 1 hora y 48 minutos que conseguí el año pasado.