Páginas vistas en total

jueves, 16 de enero de 2014

Dos meses para la gran cita


16 de Enero del 2014. Dos meses para tomar la salida en la prueba con la que llevo soñando dos años. Serán 42 kilómetros y 195 metros donde tendré tiempo para disfrutar, sufrir y emocionarme al cruzar la línea de meta. Llevo ya dos semanas de entrenamientos mas duros. He pasado la fase de velocidad y estoy ya en la fase de distancias largas. Dentro de esta fase ya culminé el día 5 de enero una tirada de 22,5 km y el 12 de Enero otra de 26 km. Paulatinamente he de ir ampliando estas distancias hasta llegar al 23 de Febrero donde en la Maratest de Badalona haré la tirada mas larga de los entrenamientos. Será una tirada de 30 kilómetros. A partir de esa fecha entraré en la ultima fase del plan de entrenamiento. Una fase de enfriamiento donde iré bajando paulatinamente los kilómetros, para que sin llegar a perder la forma permita que las piernas se recuperen y lleguen frescas a la gran cita.

Queda la parte mas dura del entrenamiento pero también la mas ilusionante porque ahora empieza la cuenta atrás. Se ve ya la fecha muy cercana y eso te anima a salir a correr. En estos tiempos mi cuerpo ha cambiado. He ganado potencia y resistencia y he perdido mucho peso que me han ocasionado muchas "broncas" de mi madre del tipo...te estás quedando en los huesos..... Actualmente ya estamos en 74 kilos y con las tiradas largas y la dieta creo que podré llegar a la gran cita en 70 kilos. Una verdadera garantía para que mis rodillas, mi verdadero talón de aquiles, puedan soportar el esfuerzo.

Empiezo a creer que voy a superar el reto y que en mi primera Maratón podré bajar bien de las 4 horas. Los entrenamientos en solitario me están ayudando a conocer mejor mi cuerpo. Mientras corres llegas a aprender a escucharlo y a saber exactamente donde estas y hasta donde puedes llegar. En la última tirada larga  pude correr 26 km, pero lo mejor no fue la distancia corrida sino las sensaciones. Pese a no beber agua durante las dos horas y media de entrenamiento en ningún momento mi cuerpo desfalleció y los tiempos por kilómetro fueron  cada vez mejores, señal de que no había alcanzado mi límite. Llegue cansado, muy cansado...pero feliz porque ha sido la primera vez en la que me he dado cuenta que voy a conseguir el reto.

Imagen de la salida de la Maratón de Barcelona


He soñado muchas veces con el 16 de Marzo. Los nervios de los días previos. El ambiente al ir a recoger la camiseta. La noche de antes cenando mi plato de pasta y ordenando toda la ropa para la mañana siguiente. Luego coger el coche y el metro para llegar a Plaza España y ver allí a todos los runners con la misma ilusión....completar la distancia reina!!. Luego en carrera...con el objetivo es llegar a la media Maratón fresco de piernas. Se que a partir del kilómetro 30 tocará sufrir...pero estoy preparado para ello. 

 Ver a mi familia en distintos puntos del recorrido me ayudará enormemente...y finalmente el último kilómetro de la Maratón. Me ilusiono mucho de pensar en ese kilómetro. En este momento estoy escribiendo mis pensamientos y estoy llorando. He cruzado esa línea de meta muchas veces en mis sueños. En esos sueños cruzo la meta con mi mujer y mis dos hijas. Me gustaría cruzar la meta con mi "bolillo pequeño" en brazos y con mi Mar y mi Anna de la mano. Sería lo máximo. En mis sueños lo consigo. Haré todo lo posible para que ese sueño se convierta en una realidad. El 16 de Marzo estaré luchando por ese sueño.

Junto con mis "3 soles" con los que quiero cruzar la línea de meta