Páginas vistas en total

martes, 22 de abril de 2014

CURSA DELS BOMBERS (13/04/2014)






Hoy toca la cursa dels Bombers.  Se trata de mi primera participación en esta clásica. Según la organización, cerca de 27.000 personas nos dábamos cita en esta edición. Es una cursa particular.  Nike, el patrocinador de esta carrera, la convierte en una prueba de obstáculos. Todo comienza con la inscripción, que si los primeros días solo tienen acceso los que la acabaron el año pasado y personalizaron la camiseta, que si luego se pueden apuntar los que están dados de alta en Nike +...y luego continua con la recogida de la camiseta. Los que vivimos fuera de Barcelona muchas veces no tenemos la facilidad de ir a recoger la camiseta...y luego como el numero esta serigrafiado en la camiseta has de utilizar la que ellos te facilitan. Si quieres correr con tu propia camiseta has de solicitar que te den un dorsal de papel y pasar otro día, después de la carrera, a recoger la camiseta que has pagado al apuntarte. En este aspecto no me ha gustado la organización. A veces las marcas piensan que están por encima de las personas y son realmente las personas y no las marcas las que hacemos grandes una determinada carrera. Nike tendría que preocuparse un poco mas del corredor,  verdadero protagonista de esta cita.



La camiseta de este año


Recorrido y altimetría


Se trata de una carrera donde la parte mas dura se encuentra entre el km 1 y el 3. Son los dos kilómetros de subida a Paralelo. Una vez llegamos al kilómetro 3 se trata de una carrera plana con tendencia a ir bajando. A partir de Via Layetana la bajada se hace un poco mas pronunciada, factor este que provoca que los últimos km de carrera sean bastantes rápidos. A priori la idea era hacer una segunda parte de carrera más rápida que los primeros 5 kilómetros. En los primeros 5 kilómetros, entre la multitud de runners que se agolparán en la salida y la dureza de Paralelo provocarán que no se pueda correr todo lo rápido que uno desearía. Una vez llegados a la Gran Via, la velocidad de crucero ya se tendría que mantener bastante estable hasta los dos últimos kilómetros donde la bajada de Via Layetana tendría que favorecer un nuevo cambio de ritmo para arañar los últimos segundos al reloj. 


El despertador suena a las 07.30 de la mañana. Tengo tiempo para poder almorzar e ir hacía la estación de tren. He decidido que la mejor forma de bajar a Barcelona es en tren. Llego a Arco del Triunfo a las 09,20. Tengo el tiempo justo para dejar la bolsa en el guardarropa y dirigirme a mi cajón de salida, en este caso el de sub 48. Al llegar al parque de la Ciutadella te das cuenta de la magnitud de esta cursa. Dejar la bolsa en el guardarropa, pese a la buena organización,  se hace mas larga de lo deseable. Ahora toca ir al cajón....una locura de gente. Al final consigo llegar y me doy cuenta de que no voy a poder ni calentar ni prácticamente estirar. Me va a tocar salir frío.


Arco del Triunfo

Parc de la Ciutadella
Zona del guardarropa



A las 10.00 dan la salida. Poco mas de un minuto después cruzo yo la linea de salida. Empiezo a buen  ritmo. Tengo la liebre de 45 minutos a tiro pero mucha gente...no puedo correr cómodo. Los primeros kilómetros se convierten  en una sucesión inevitable de cambios de ritmo, zigas-zagas y de intentar correr por la acera. Imposible encontrar un ritmo cómodo.  A todo ello giramos hacia paralelo: empezar a subir y multitud de recuerdos se me agolpan en la cabeza. Me acuerdo de hace unas semanas, la Maratón de Barcelona, el muro, la terrible calor, paralelo y yo...hoy volvía a enfrentarme a esta calle, esta vez con la diferencia de estar fresco de piernas. Todo paralelo es de subida, pero el primer tramo es una pendiente bastante cómoda. Es en la ultima parte, llegando a plaza España,  donde el desnivel se complica. No hay diferencias con el principio de carrera. Puedo ir mas rápido pero la multitud de gente me lo impide. El sistema de cajones no es suficiente para absorber a tantos participantes. Una posible solución podría ser lo que se hace la en la Behobia. Se trataría de fijar unos minutos de diferencia entre la salida de un cajón y la del siguiente. De esta forma a mi entender, si se respeta el sistema de cajones se conseguiría una carrera mucho mas fluida. 

Los metros y los minutos van pasando inexorablemente y nos encontramos dentro de la Gran Via. Otra gran calle con sabor a Maratón.  Me pongo encima de la linea azul, cierro los ojos y me dejo llevar por sensaciones. Mi ritmo es cómodo pero he perdido mucho tiempo en los anteriores kilómetros. Intento fijar un  ritmo constante. La calor empieza a ser un handicap. Correr a las 10 de la mañana en Barcelona en estas fechas...es otra de las cosas que Nike se ha de plantear.

Miro el reloj y me doy cuenta una vez he pasado la Gran Vía que sera imposible hacer mmp. En ese momento la cabeza empieza a buscar velozmente nuevos retos para hacer que mi cuerpo no disminuya ni un ápice su intensidad. Bajar de 47 minutos por segunda vez puede ser un nuevo objetivo.  Apreto los dientes e intento alargar la zancada. Me aproximo a Via Layetana. Un trozo de carrera con ligera pendiente descendente. Al llegar a Via Layetana me impresiona las vistas que tengo. Al hacer ligera pendiente hacia abajo se puede apreciar toda una marea blanca de runners. Es INCREÍBLE!!! Los runners estamos hechos de una pasta especial, nos gusta correr y disfrutamos haciéndolo. Esta carrera es grande y somos nosotros los que lo hemos conseguido. Un hecho que Nike ha de tener siempre presente. 

La Cursa a su paso por Colón

Que no falte la sangre...


Ultimo km, miro el reloj y marca ya 45:20, el tiempo de mi anterior marca. No ha podido ser...aprieto otra vez para preparar el spring final. Tengo en la mano el bajar de 47' y batir mmp por segunda vez. Cruzo la meta, paro el cronometro y lo miro 46,52 . Lo he conseguido, he bajado de 47 minutos por segunda vez, pero no he podido hacer marca. 


Mar hizo la cursa con patines


Una vez en casa miro el tiempo otra vez y miro los parciales que he hecho en las diferentes zonas y me doy cuenta que con menos gente podría haber hecho marca. Estoy contento. En Cornella, con mucha menos gente, y con la asimilación de los  nuevos entrenamientos tengo una muy buena oportunidad de poder bajar de los 45 minutos. Además en esta cursa volveré a ir acompañado. Anna, mi mujer, vendrá a verme, y mis dos hijas ademas de verme correr participarán en la carrera infantil.