Páginas vistas en total

miércoles, 14 de mayo de 2014

Cursa de Sant Quirze (11/05/2014)


Las 06:45 cuando suena el despertador. Hoy toca correr la cursa de Sant Quirze, cursa que organiza corredors.cat .
Se trata de mi primera cursa como corredors.cat. Hay ganas aunque unos dolores fuertes que he tenido en el lateral hace  que no haya podido entrenar lo fuerte que hubiese deseado. Esta cursa es especial. Mi hija Mar vuelve a correr. En esta ocasión participa en la categoría de Pre-benjamín. A ella le va a tocar correr 800 metros,  400 de bajada y 400 de subida. Esta muy animada. Solo por ver sus nervios, su ilusión, sus ganas...solo por eso ya vale la pena levantarse, ponerse las bambas y salir para ir a correr.

Mis animadoras

Llegamos a Sant Quirze sobre las 8,15. Tenemos tiempo de sobras para recoger el dorsal e ir al lavabo. Nada mas llegar a Sant Quirze podemos apreciar la buena organización de la cursa. Facilidad para aparcar, multitud de voluntarios facilitándote el tramite de la recogida del dorsal. ..poco mas se puede pedir a una cursa.

Nacho y yo en la salida

La carrera se plantea como un test para valorar sensaciones. Quiero probarme de cara al Domingo 18 en Cornella. La cursa de hoy es una cursa durilla con dos vueltas a un circuito con constantes subes bajas. Me he planteado salir con la liebre de 45 minutos y probarme. Intentar estar con ella el máximo tiempo posible y ver mi estado de forma para intentar el domingo que viene hacer sub45.

Dan la salida y empezamos con mucho empuje. El principio es en subida, pero las fuerzas están intactas
En el km 3 llegamos a un punto emotivo de la cursa donde pasamos por la casa de la familia de David Rovira, el niño homenajeado en esta cursa.
Giramos a la izquierda y empezamos la recta de meta (de la primera vuelta). Sigo teniendo la liebre de los 45 minutos a escasos metros.  Cruzo la meta y mi crono me da un paso por los primeros 5000 de 22'45''   . Es un  muy buen tiempo, tal vez un poco por debajo de lo que había pensado en un principio. De todas formas es seguir subiendo esa recta y darme cuenta que algo no funciona. Me esta haciendo mucho daño esta subida. 
En unas de las múltiples bajadas



mirando el cronómetro
Empiezo a ver como el ritmo empieza a caer bruscamente y lo que es peor, las sensaciones ya no son las mismas. Tocará sufrir.  A partir de este momento para mis piernas el poco terreno plano se convierte en subida para mis piernas, el terreno en bajada se convierte en terreno plano y el terreno en subida se convierte en un infierno donde no paro de ceder segundos al cronómetro.  Se que en esta carrera mi segundo 5000 va a ser mucho peor que mi primer 5000. Ahora es cuestión de no desfallecer. Quedan muchos objetivos, por ejemplo volver a bajar de 47 minutos y tal vez poder intentar hacer mi segunda MMP.
Apretó los dientes he intento seguir corriendo. Las subidas me están castigando cada vez mas y el hecho de no ver ya a la liebre de los 45 minutos hace que me encuentre algo desmoralizado. Hemos tenido suerte que haya llovido un poco y que el tiempo este nublado. Esta cursa con sol hubiese sido durísima.


En el km 9 y dedicando una sonrisa¡¡


Encarando la última curva antes de la linea de meta
Último giro a la izquierda y encaro la recta final. Con la mirada busco a mi familia y sus ánimos. Estoy muy cansado.  Los veo y escucho sus gritos de animo. Apretó y cruzo la meta con un tiempo de 46' 50''. Al final he bajado de 47 minutos por tercera vez y he conseguido mi segunda mejor marca personal, rebajando en dos segundos mi anterior marca que había conseguido en la cursa de Bombers de este año,  una cursa mucho menos exigente que esta cursa de Sant Quirze.
Una vez llegada a meta viene el merecido premio del bocadillo de butifarra que en muchas cursas ha sido eliminado....un 10 para esta cursa. Han demostrado como se puede organizar una cursa de fábula y por solo 5 euros con bocadillo incluido. Un 10 para los voluntarios que durante todo el recorrido te obsequiaban con una sonrisa y gritos de animo. Ellos hacen que esta cursa sea especial y ellos haces que el año que viene esta carrera se convierta en fija en mi calendario.
Son las 10:15. Ya me he recuperado del esfuerzo. Quedan 30 minutos para el plato fuerte del día. Mi hija Mar corre en la categoría de Pre-benjamina!!! Le toca correr 800 metros. Esta nerviosa.  Mientras estamos tomando el café ella no para ni un segundo quieta. Tomamos el café y me voy a calentar un rato con ella. La ilusión queda manifiesta en su mirada. Se lo comento a Anna y me da la razón.  Dan la señal para ir a la salida. La vemos en la salida con los nervios a flor de piel. Anuncian la salida y la vemos salir disparada.


Mar en la salida


Va a buen ritmo. Los primeros 400 metros son de bajada y los últimos 400 son de subida. Decido bajar para encontrarme con ella en la subida. Cara de concentración.  La animo y me pongo a correr a su lado. Ella apenas se da cuenta de mi presencia. Esta en plena subida y su mirada esta fija en la linea de meta.  Escasos 200 metros.  Delante tiene una niña de las mas grandes de su categoría. Empiezo a sorprenderme. Mar la ve a escasos 15 metros e incrementa su ritmo. La va adelantar!!!
Lujazo de poder compartir unos metros con una campeona


 Llega a meta cansada pero con cara de felicidad. Vamos a recoger su bocadillo y su bebida cuando vemos que los miembros de la organización están tomando nota de la llegada de participantes...se acercan  a Mar y le preguntan su nombre. Puedo ver como lo apuntan en un papel donde pone Prebenjamina. Junto a su nombre observo que anotan  el numero 3. Empiezo a ver que seguramente esa espectacular subida pueda tener premio.
Decidimos quedarnos a la entrega de premios con la ilusión y esperanza de que Mar pueda haber logrado algún premio. Anuncian la categoría prebenjamina. Se confirma nuestras esperanzas. Anuncian  el tercer puesto de Mar!!! Se le ilumina la cara de felicidad y se precipita hacia el escenario a recoger su premio. Esta radiante!!! Una autentica campeona.

Mar recogiendo su premio

Después de hacerme la foto de rigor con mi campeona, vamos al coche para volver a casa. Ha sido una gran mañana.

Con mi campeona

  Una copa de Mar y un conjunto de sensaciones que me llevo de cara a la cursa del domingo en la Almeda. Esta cursa de Sant Quirze, debido a su perfil, no era una cursa sencilla. Me he quedado lejos de bajar los 45 minutos pero me voy contento de los primeros 5 km que he hecho hoy. Ahora falta que me desaparezcan los dolores en la parte de debajo de las costillas y sufrir mucho para intentar bajar de 45 minutos en Cornella. No será fácil....pero si se sufrir...lo conseguiré!!!

Mar contenta con su copa

Que felicidad


Nos vemos en La Almeda donde además de correr yo....correrán las cursas infantiles Mar e Irene!!!


diploma con mi segunda MMP